Hada


Las hadas, como todos los niños saben, viven en los cuentos; pero algunas, y esto solo algunos lo saben, a menudo se escapan de las palabras y habitan también nuestro mundo. El hada Hache es una de las más viajeras. Es tan ligera que ni siquiera se pronuncia su letra inicial, y de hecho, la mayoría de los niños le llaman Nacha, para poder vocalizarla. El hada Hache es ciertamente muda, pero se comunica intensa e intrincadamente con los niños y, según dicen, con algunos adultos. Sus miradas y aleteos, de esto soy yo mismo testigo, son de los más significativo. Cada hada, claro está, se materializa en forma diferente, y Hache es una mariposa con alas sutiles y estilizadas, moteadas de estrellas multicolores; y su cuerpecito parece no ser sino el sostén de sus élitros, formando el conjunto la silueta de un bello corazón, de equilibrada regularidad y armonioso colorido. Hache tiene, como función principal, repartir los regalos del universo a las almas infantiles que los necesitan, habitualmente tras una petición formal e ilusionada, pero también por sorpresa. Es sin duda con estos últimos que ella disfruta más, pues es pillina y muy generosa. El Universo es infinito porque […]

El hada del Universo