Ayoub


¡Porque quiero!. Esa fue la respuesta de Mariló al preguntarle por qué estaba ella al frente de la casa. Taché su respuesta de insolente pero poco tardé en comprender que la insolencia estaba en mi pregunta. Pasé por la Casa de Acogida Pepe Bravo situada en la bella localidad de Alozaina ( un pequeño pueblo de algo más de 2000 habitantes enclavado en la falda de la Sierra de las Nieves en la provincia de Málaga) llevado por el destino o siguiendo la llamada telepática que a través de sus astros me envió “Nacha”. Solo tres días. Quise comprender tantas cosas en tan poco tiempo que mi inquietud me hizo cometer varios errores que rectifiqué en cuanto la calma me invadió. Entendí que en esta experiencia holgaban las preguntas, sólo había que observar, escuchar, mirar a los ojos y dejar hablar al silencio. Nunca en mi ya dilatada vida he vivido experiencias tan aleccionadoras en tan poco tiempo y que me hayan sobrecogido tanto. Ayoub, unos de los jóvenes internos me cuenta a la vez que me interroga: “Juan, cuando me encuentro solo con mis demonios, Mariló me dice que me encomiende a Pepe Bravo para obtener la fuerza que […]

Porque quiero


Ayoub se presenta Hola querida familia. Mi nombre es Ayoub , y llevo conviviendo casi dos semanas en uno de los escenarios más mágicos de este mundo. Me refiero a la Casa de Pepe Bravo. Un sitio que en cuanto mis pies se pusieron en su terreno….algo me subió por las piernas hasta llegarme al corazón dañado por mis situaciones pasadas. Pero esa energía que me subió… me dió unas fuerzas para entender y aceptar mis dudas de esta cabeza atormentada de preguntas sin respuestas y respuestas sin preguntas. Nada fue fácil, destacando mis primeros días lejos de las personas que amo como es mi familia…. Me encontraba en una burbuja de nostalgia, pena y dolor, a pesar de los constantes empujones de mi ángel para motivarme y olvidar. Mariló hace memoria sobre Ayoub Lo recuerdo cuando llegó a mi casa de acogida de Valverde. Llegó con su madre y su hermana. Era muy pequeño, apenas 2 años, y ya mostraba una fortaleza y viveza fuera de lo común. Todavía hoy me asombro a mí misma llorando, incluso después de quince años, cuando recuerdo aquellas noches en las que se despertaba empapado en lágrimas y sudor consecuencias de aquellas pesadillas que […]

Ayoub llega a nuestra Casa