Nochebuena 2017 en la Casa de Acogida Pepe Bravo


Me presento,

Soy Aurora, voluntaria en la Casa de Acogida Pepe Bravo. Llegué  hace unos días a través de la página Workaway donde se ofrece vivir aquí como un miembro más de la casa a cambio de dedicar un tiempo a ayudar.   Siempre hacen falta manos porque la casa es grande, llena de actividad y quehaceres pero sobre todo, y esto es lo más interesante… llena de Amor. Llegué y me integré como un miembro más de esta preciosa familia  asignándome unas tareas y dejando que el resto fluyera… y vaya si fluyó. Llevo una semana y parece que llevo toda la vida!!! Me siento querida, acogida y valorada y todo lo que hago siempre es bien recibido. Es  difícil expresar con palabras el sentir de la vida en la casa pero quiero destacar el respeto y la armonía con la que se le da espacio a todos para contribuir mientras crecemos conectando con lo mejor de cada uno. Un gran regalo por el que me siento muy agradecida.

Decidí pasar aquí la Nochebuena y como dije en la rueda que hicimos durante la cena para que cada uno expresase lo que sintiese, aunque tengo una familia de sangre con la que podía estar, sentía que esa noche  ellos eran mi familia  y no deseaba estar en ningún otro lugar. Fue una noche mágica. Desde por la mañana hubo bastante actividad y todos en la casa contribuimos a esta  cena maravillosa. Mesas por aquí… manteles por allá… una sopa deliciosa en la cocina y muchos detalles especiales que minuto a minuto fueron dibujando con todo el amor del mundo una Nochebuena emotiva y verdadera. Creo que todos los que viven en esta casa sintieron el calor de la familia del Alma que es la Casa de Acogida Pepe Bravo.

Os dejamos algunas fotos para que veáis lo bien que lo pasamos.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *