IMG_7286

Contando con todos desde la unidad


IMG_7286Siempre el acontecimiento de recibir en nuestra casa a Emilio Carrillo, nos acarrea un sinfín de preparativos para que todo esté listo para acoger a las más de doscientas personas que recibimos anualmente en mayo, durante la realización de los talleres que nos va proponiendo de forma anual Emilio.

Es una gran suerte contar con su colaboración. Y este año pareciese como si tomásemos más conciencia de todo lo que vamos generando y ocurre a nuestro alrededor. Y además, todo tiene mucho que ver con las estaciones: Durante el invierno parece como si se estuvieran gestando los proyectos: qué hacer y cómo hacerlo con la incertidumbre del resultado de los grandes movimientos que se estaban procurando. Luego, con la llegada de la primavera, el aleteo constante de las abejas nos recuerda la necesidad de la organización, a la vez que llegan las sugerencias de voluntarios de tener su propio espacio en nuestra casa, aparte de las decenas de llamadas de personas en busca de un apoyo para salir de las situaciones personales que están viviendo.

Comenzamos a hacer y a crear desde estas necesidades y expectativas planteadas entre todos. Pero de repente, y con el calendario de actividades a mano, al contar los días que tenemos para ir finalizando los proyectos que nos planteamos, tomamos conciencia que tan sólo nos IMG_7307quedan seis días por la incorporación de otros eventos que han ido comple
tando los meses de Abril y Mayo. ¡¡¡¡Imposible terminar todo lo que tenemos planteado!!!! Y sin embargo tremendamente necesario. Nos vemos al límite de nuestras fuerzas. Y entonces nos surge una idea: hacer un llamamiento a los voluntarios para que nos ayuden a terminar todo lo que debíamos hacer. A principios de la semana aún no sabíamos si podríamos contar con alguien. Pero después llega la gran sorpresa: los días festivos de Semana Santa se han convertido en un trasiego de amigos que han ido llenando todos y cada uno de los espacios de nuestra casa. Y al hacerlo, la magia de cada instante se ha manifestado de cientos de formas porque cada uno ha puesto su corazón en lo que le llamaba. Y de esta forma se han logrado los siguientes avances:

  • El ropero, un lugar lleno de todo aquello que quisieras encontrar en un orden caótico, ha pasado a ser una sala de siete talleres que cobija: la lencería de nuestra casa, la ropa de aquellos que lleguen sin nada, almacén de donaciones y colchones, taller textil con sus máquinas de coser e imprimación, taller de plantas medicinales, taller de marroquinería y manualidades.
  • La nueva tienda se ha situado frente a la sala de exposiciones, para mayor comodidad y servicio de los grupos que vengan a los cursos de formación y otros eventos.
  • La antigua tienda se ha vaciado completamente y se han empezado e edificar nuevas habitaciones para poder responder a la gran demanda de personas que necesitan IMG_7319de un apoyo, y para voluntarios que, de forma más o menos constante, deseen vivir en nuestra casa.
  • El agua ha terminado cayendo en cascada por la fuente que ahora cobra protagonismo en nuestro jardín, acompañando mediante saltos cada escalón.
  • Figuras de cerámica ocres han recobrado todo su poder con la fuerza de la cromoterapia
  • Algunas paredes se han blanqueado con la técnica de la cal, desde el arraigo de pertenecer a los pueblos blancos de Andalucía, y otras han mudado de color para crear sensación de limpieza.
  • La canariera se ha encalado totalmente, y todas las parejas de canarios han quedado organizados en sus respectivos espacios, donde han comenzado a poner huevos: quizás señal inequívoca de esta nueva etapa de organización y crecimiento.
  • Joyce nos ha llenado la nueva sala de colchones para que puedan dormir los casi 40 voluntarios que asistirán al retiro de Emilio, además de llevarse la furgoneta cargada de enseres que vende en el mercadito de Fuengirola para conseguir fondos para comprar comida para sus amigos sin techo, como ella los llama de forma cariñosa.
  • El taller de teatro continúa con una fantástica asistencia y entusiasmo generalizado.

Y con todo este trasiego, esta Semana Santa se ha convertido en una hermosa convivencia con más de veinte voluntarios que afanosamente y con todo el cariño del mundo se han integrado en nuestro hogar. En nuestro corazón ha reinado la emoción de sentirnos acompañados y arropados por amigos que acuden para solventar nuestra necesidad de ser ayudados, mientras gozan del servicio que han optado ofrecer a nuestra casa. Éstos son algunos de sus testimonios:

  • IMG_7437Jorge: Ha transcurrido una semana desde que llegué a la Casa de Acogida Pepe Bravo. Vine para hace un taller de cuatro días y terminé quedándome otros cuatro más como voluntario. Me marcho con la sensación de haber recibido más de lo que he dado, aunque todavía no sepa exactamente qué es lo que he aprendido aquí. Por lo pronto, me he visto reflejado en todos y cada uno de los seres que habitan esta casa, y he sentido en el aire la presencia de un hombre que levantó una casa para que nadie más pasara el frío que él pasó de pequeño. Bravo, Pepe. Gracias por soñar este lugar y hacerlo materia. Quisiera decir más cosas, pero, como digo, todavía no soy del todo consciente de lo que he vivido entre estos muros. Lo que sí tengo claro es que no he pasado frío.
  • Elena, la nuera de Nacha: nos confirma que ha quedado totalmente impresionada con los cambios. Sobre todo el ropero, recuerda cuando trabajaba con Jorge hace dos años, que no se podía ni entrar con la lavadora o el frigorífico, la ropa, las cajas y cajas y cajas… ¡Y todo servía! ¡¡¡Madre míaaaaa!!!!!
  • Juan Bio. Ha sido una semana de mezcla entre procesiones y casa de Pepe Bravo, con una sensación de que siempre que comparto en la casa, me pide seguir conectado con esta familia. Y la semana de procesiones, no sólo se queda en procesiones, sino que la energía que transmite a nivel espiritual y emocional, me enlaza, de alguna manera con la energía que hay en la casa, sintiendo en ella hermandad y acogimiento de todos los que residen en ella, agradeciendo desde el AMOR, las experiencias que me llevo de ella y siempre presente en esos abrazos de hermandad que nos enlazan a unos y otros.
  • Juan Torres. Es impresionante, la casa está en transformación como todos los que estamos en ella.
  • IMG_7320Salvi: He estado bien trabajando con la colaboración de todos y gratificado por el esfuerzo que hemos hecho todos. Estamos todos muy contentos por el trabajo que estamos realizando y que hay otra armonía en la casa y buen entendimiento entre los compañeros.
  • Andrés: mi experiencia en la casa de acogida de pepe bravo es una experiencia preciosa por su inmensidad de percibir la magia de la casa en ayudar, en dar luz a personas que llegan de vivir situaciones de desarraigo. Una forma de vivir desde la sencillez, y la humildad de ayudar de forma altruista, donde también te ayuda a ti mismo a crecer en el servicio desinteresado.
  • María Jesús: Cada vez que vengo a la casa se instalan en mí una explosión de emociones. Por un lado la alegría tan inmensa de poder dar y compartir una gran parte de mi misma. Gracias a las personas que habitan esta gran casa que hacen posible que ello se dé. Y por otro lado poder sentir todo lo que estas personas me aportan, humildad, generosidad, amor, alegría, confianza, superación y mucha voluntad. Poder sentir el agradecimiento por dejarme que pueda acompañarles por un breve momento de sus vidas. Sentir la inocencia de todos ellos me hace ser mejor persona. Poder verme a misma a través de todos ellos me hace crecer. ¡¡¡¡¡Gracias por todo lo que recibo¡¡¡¡¡

Y entre todos hemos llenado cada segundo de estos días de servicio, de ayuda, de reconocimiento y crecimiento personal, de expansión, de convivencia y alegría. Gracias por haber compartido estos días con nosotros. Sin vuestra ayuda hubiera sido totalmente imposible haber conseguido todo lo que hemos alcanzado.

Gracias desde el corazón.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *