Voluntario organiza talleres de internet para la Casa


Mi relación con la Casa de Acogida Pepe Bravo viene de muchos años atrás, tuve la suerte, la GRAN SUERTE, de conocer a Pepe Bravo y entre él y Mariló consiguieron que mi vínculo con esta FAMILIA sea para la eternidad.

Por eVERSION-WEB---Ganar-dinero-por-Internet---Casa-Pepe-Bravoso cada vez que he podido, he echado una mano. Y una de las cosas que tenía muchas ganas de hacer era dar un taller en la Casa y para la gente de la Casa. Lo abrimos a todos los públicos porque la idea es que más gente conozca este proyecto y por otro lado colaborar con ellos.

Este primer curso, al final ha sido para la Casa, ya que gente que se había apuntado, por uno u otro motivo no pudo asistir. Pero esa no era excusa para suspenderlo. Así que el sábado 25 de marzo, como estaba previsto, me planté en Alozaina y empezamos en su sala de informática.

Me sorprendió gratamente toda la gente que se apuntó al taller, casi toda la casa. Así da gusto compartir y transmitir conocimientos. Dice Cristóbal que no puede entender que sea “coino” (lo dice un Alhaurino).

Aunque hay temas que se les escapaba un poco, al final conseguimos entre todos crear un taller bastante participativo y como suele pasar en los talleres que doy, aprendí bastante de los asistentes.

Por supuesto en la Casa de Pepe Bravo, siempre pasan cosas maravillosas, por ejemplo, interrumpimos una hora y media el taller para dar otro de teatro con Emilio en el que participé un poco: otro regalo que me traigo de la casa. También había fiesta de la primavera pero esta vez ya no tenía cuerpo. Y por supuesto las comidas de Pablo. Muchas gracias porque es un lujazo como nos alimentas: esos garbanzos, esa ensalada y ese arroz a la cubana por la noche. ¡Así da gusto!

La tarde estuvo muy animada, y creo que todas las personas que asistieron se llevaron una buena dosis de motivación para hacer cosas que quizás pensaban que eran más difícil o que no podrían. Siempre se puede.

Por supuesto, esto ha sido un primer paso. Pronto tendremos que quedar de nuevo y poner en práctica lo aprendido y seguir avanzando. Hay mucho potencial en esa casa, no solo de personas y de energías, sino también de ilusión y de ganas de avanzar. Y yo estoy dispuesto a ayudar en todo lo posible.

Sí, Cristobal, soy “coino”. Pero me encanta compartir y me encanta dar a conocer lo que he aprendido. Porque si yo como “coino”, lo he conseguido, imagínate cualquier otra persona.

Gracias Mariló, Nacha y a toda la Casa en general, porque como siempre (y no dejaré de repetirlo), me traigo más de lo que llevé.

Un placer formar parte de esta gran familia.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.