Carlos, de corazón 2


Hace poco me he topado en mi camino con un lugar muy especial.
Un lugar único, diferente.
Un lugar donde las reglas cambian.
Donde lo imposible se hace posible.
Un lugar donde el amor importa más que el dinero.
Donde la cooperación es el motor que mueve el sistema.
Un lugar donde el altruismo domina al egoísmo.
Donde el Ser vale más que el tener.
Donde todas y cada una de las personas importan y son especiales.
Donde mujer significa lo mismo que hombre.
Donde personas de todas las religiones, y de ninguna, comparten felices techo y comida sin importar su credo, color o lugar de procedencia; como hermanos que son. Donde se funde lo mejor del pasado con lo mejor del presente, perviviendo la excelencia de muchas de nuestras tradiciones en un equilibrio perfecto con las ideas y terapias más vanguardistas.
Un lugar donde los idiomas no son frontera, sino oportunidad de aprendizaje.
Un lugar abierto para todo aquel que quiera acercarse, sin importar lo rico o pobre que sea.
Un lugar donde la magia existe y todo es posible.

Y lo más bonito es que este lugar existe, fuera de los libros y películas de fantasía, y para llegar a él no tengo que viajar a un país lejano, pues se encuentra en un pueblecito de Málaga, llamado Alozaina.

Puedo intentar definirlo de muchas formas diversas, expresando lo que siento:
Hogar libre para gente libre. Almacén de sabiduría. Oasis de amor. Imán de felicidad. Escenario de talentos. Bastión de esperanza. Museo de arte. Hospital para el espíritu. Universidad de la vida. Foco de magia.

De muchas formas puedo definirlo pero ninguna palabra conseguirá jamás transmitir fielmente lo que esta casa me hace sentir.
Para eso es necesario entrar en ella y vivirla.

Y ahora me siento muy orgulloso de haber tomado esa decisión.

Gracias Casa de Acogida de Pepe Bravo, por llegar a mi vida. Es un placer.

20161211_170834


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 ideas sobre “Carlos, de corazón

  • Juan torres (el churrero)

    Hola Carlos todo lo que has dicho es muy cierto. La casa de acogida pepe bravo . Solo hay que entrar y sentir y percibí y dejarte que todo te llega. Y seda cuenta uno donde estas y para que estas allí. AMOR pero desde el alma con todos . Gracias a todos y como dice INGA gracias a PEPE BRAVO.

  • Agustí Clot

    Muy bien escrito Carlos…voy a repasar mas veces todo lo q has dicho porque no puedo estar mas de acuerdo. Es un lugar tan insólito…es como oro…es un lugar q concentra todas las cosas q uno desea ver en la sociedad y no ve tanto desgraciadamente. Yo tb valoro haberme encontrado con ésta casa. Me trataron muy bien y prometí volver. Tendré q cumpkir jaja sino voy a quedar fatal. Saludosa los d la casa. Enhorabuena Carlos. Feliz Navidad a todos…seguro q sabreis vivirla en su esencia. Adeu dsd Bcn. Un abrazo Nacha y Marinosequé 😉