Todo está bien 1


“Uufffff que vida tan intensa”. ¡Dios mío! No sé cómo mi corazón aguanta tantas emociones. Es increíble las cosas que pueden pasar en tan solo una semana en esta Casa. Para que os hagáis una idea os cuento mi “semanita”…
TodoEstaBien¡Ay, perdón! No me he acordado de deciros quien soy: soy Nacha, voluntaria de la Casa. Creo que ya todos me conocéis. Os recordaré que siento la magia muy dentro de mí, y que mi vida fluye entre nubes de algodón siempre embriagada de tanto amor que recibimos por parte de todos los que por aquí pasáis.
Quería contaros la experiencia de una semana aquí en la casa. Todo empieza con los preparativos para recibir a un grupo maravilloso de personas que asistían al curso de milagros impartido por ese ser maravilloso: Hilda dulce y bella. ¡¡¡Hilda me encantas¡¡¡
Este curso que se impartiría de viernes a domingo, donde se contaba con algo más de 30 personas estaba controlado. Aunque en esta casa como en cualquier otra, las cosas son como tienen que ser, y si utilizamos la mente pues se empieza a complicar. Además de este curso de milagros, el domingo teníamos una conferencia de Rafael Marañón. Esta increíble persona arrastra a un montón de gente por donde va. ¡Madre mía! La previsión era de 100 personas o más. Por si eso fuese poco, teníamos una comida de 25 personas de la familia de Antonio, un trabajador de la casa.
(LA MENTE) ¡¡¡Madre mía como vamos a poder con todo esto!!!, pensábamos Marilo y yo.
(EL CORAZON) Actúa despacito y sin grandes pretensiones. Nos tranquiliza SENTIR el apoyo y la seguridad de Quique, nuestro maestro en la cocina, y el apoyo incondicional de esos voluntarios increíbles, que a la sombra, conducen la casa siempre a buen puerto.
Bueno ya el jueves tuvimos el gusto de recibir a Rafael Marañón, Ángel y Antonio. Ellos darían la conferencia el domingo pero decidieron quedarse en casa desde el jueves. Desde aquí iban a dar otras charlas a otras ciudades y volvían a dormir cada día (EMPEZAMOS A DISFRUTAR Y VIVIR EL MOMENTO). Tengo que decir que fue un lujo compartir con ellos y disfrutar de esos cálidos abrazos llenos de paz.
Mientras tanto sin saber muy bien a lo que nos enfrentábamos, a mí me temblaban las piernas (MENTE), y en un arrebato de pánico pedí “Socorrooo” por el whatsapp de voluntarios. Expliqué la situación. La respuesta no se hizo esperar. El viernes ya empezaron a llegar voluntarios para echar una mano y de paso compartir la noche flamenca con el grupo de un curso de milagros. Fue genial. Incluso Susi, una amiga de Valencia, se presentó dándome una gran sorpresa. Me quedé ¡¡¡¡muerta¡¡¡ ¿Cómo era posible tanta felicidad? Porque esto no fue todo: también recibimos a Ana, una maravilla de criatura que se quedará con nosotros en la casa como voluntaria, espero que una larga temporada. Es un regalo del cielo.
Por si eso fuese poco, mi querido Pablo llega a la casa, otro colega que aportará a la casa lo mejor de él. Me crea mucha seguridad tenerlos cerca…
¿Qué? ¿Pensáis que aquí se acaba la historia? Pues no. MI CORAZON ESTABA LLENO DE AMOR por la reacción de nuestros amigos. A mi llamada de socorro, el sábado llegaron voluntarios y amigos de todos lados y nuestra pregunta era:
(MENTE ) ¿y si no viene la gente que se espera? A lo que Rafael, con sus compañeros decían, lo que ya es lema de la casa: “todo será lo que tenga que ser, porque todo está bien”. Y así fue.
Todo está bien. Unos se pusieron a limpiar la tienda, otros el molino, otros hicieron churros, otros a servir mesas, e incluso con tijera en mano nos pelaron a la gran mayoría… Todo salió increíble. ¡¡¡Muchísimas GRACIAS chicos y chicas!!!. No puedo nombraros a todos por miedo a olvidarme de alguno. Sois increíbles y he de deciros que sin vuestra ayuda este proyecto no sería posible.
Con este relato me gustaría homenajear a todos y cada uno de los asistentes, voluntarios, terapeutas y como no, a los chicos de la casa junto a los trabajadores. Pienso que formamos un gran equipo y eso no sería posible si nuestra bandera no fuese una gran bandera blanca con el símbolo PAZ Y AMOR, pero vivido desde lo más profundo. Desde donde lo irreal se mezcla con lo real, naciendo así la semillita de la magia. Porque magia es todo aquello que no tiene explicación ¿NO? (GRACIAS DE CORAZÓN)

(FOTOS aquí)


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Una idea sobre “Todo está bien