Un día como cualquier otro 1


Desde los principios de los principios, esta casa la fue construyendo Pepe Bravo, con espacios amplios y abiertos, para acoger a grupos de personas, que pudieran convivir y disfrutar en ella.
Con este mismo planteamiento, estamos recibiendo a cientos de personas que llegan por diferentes motivos: cursos, celebraciones, retiros, visitas de amigos, voluntarios, acogida…….y de vez en cuando, surge una pregunta como si de un denominador común se tratara, en el pensamiento de aquellos que nos visitan: ¿Cómo es vuestro día a día?. Como respuesta a esta cuestión, esta mañana he cogido la cámara de fotos y he invertido algunas horas para hacer tomas de los diferentes momentos del día, y plasmar toda la magia de los mismos…. Con la siempre intención que nuestra casa sea una casa de puertas abiertas, y con la siempre inspiración que seamos Uno, en este proyecto que nos Une.
IMG_2452– Esta mañana temprano, Nacha nada más levantarse, se ha despertado con la ilusión de sembrar el césped. El trabajo ha sido duro, pero ella tiene una alegría y una energía fuera de lo normal. Se han invertido muchas jornadas en adecentar la entrada de nuestra casa. Hemos tardado días en llegar a un acuerdo para buscar solución a las piedras que pusimos hace años, estaban rotas, la gente se tropezaba con ellas y aquel césped que sembramos crecía raquítico entre las juntas de las mismas. En torno a esta cuestión, había dos posiciones: sustituir el empedrado y encementar las juntas para evitar el barro y la suciedad, o por el contrario volver a replantar el césped para que la higuera pudiera respirar por las raíces, y la bienvenida de las personas que entraran en nuestra casa fuese desde la energía transmitida por la tierra y la piedra. Finalmente ambas soluciones se han combinado de manera integral en un diseño de empedrado de piedrecitas que fuimos recogiendo y seleccionando en el río, además de la recuperación de las existentes, que ya Pepe Bravo trajo de la sierra hace años, junto con la adquisición de un césped de más dureza que vaya progresivamente cubriendo el suelo y fijando las piedras al mismo. El resultado, se irá viendo con el tiempo….. pero ha quedado precioso.
IMG_2485– Mientras tanto, Antonio, terminaba de empedrar la entrada de nuestro jardín junto a Fran y algunos chicos. Ambos, llevan años trabajando en nuestra casa, bajo la fórmula de Centro especial de Empleo como nos calificó la Junta. Son un regalo para este proyecto por la capacidad de adaptación y servicio ante las miles de situaciones que llevamos viviendo en todo este tiempo. Las piedras donadas en Valverde, se terminaron hace unos meses, por este motivo me fui con Gustavo y Salvi al río, como Pepe me enseñó años atrás. La llegada del verano ha hecho que el ancho caudal se haya ido reduciendo tanto que en algunos tramos tan solo hay un metro de anchura, dejando entrever una gran explanada repleta de cantos rodados. Los fuimos seleccionando por colores y tamaños, llenando algunas canastas con los mismos y llegando a casa. Maravillosa experiencia la de encontrar y seleccionar en la naturaleza lo que necesitas, además de conseguir un buen ahorro (casi 80 euros que nos hubiera costado un palet, además de habernos privado de esta hermosa experiencia). Aunque para ser sinceros, cometí el error de no llevarnos agua…… Ufffff, y casi nos deshidratamos. Como decía, el empedrado ha sido un trabajo muy duro que nos ha supuesto más de un mes, en el que se ha levantado toda la tierra de acceso al jardín, además de todas y cada una de las piedras, para recolocarlas. Posteriormente hemos hecho una mezcla de tierra, turba y semillas de césped para cubrir las juntas. Estamos regando dos veces al día, y ya, de forma recatada, están surgiendo las primeras briznas. Son tiernas y con un verde brillante. ¿Quién sabe si con el tiempo se convertirán en un sólido entramado de bienvenida? Es nuestra actitud de Amor y servicio, sutil pero presente para quien desee Ver.
IMG_2460– Mari, la mujer de Antonio, esta mañana se ha afanado de forma voluntaria en los cristales del restaurante. Toda la fachada está repleta de grandes puertas y ventanales terminados en vitrales de colores que asoman al jardín. Hay que preparar el restaurante para el viernes por la noche, y para que aquellos que deseen participar de la noche flamenca amenizada por Lucas, Carlos y José…. Se encuentren todo preparado.
IMG_2463– Gustavo, también se afana en la limpieza del jardín. Lo hace como un ritual diario, en donde invierte la mañana y la tarde noche. Y al hacerlo va trabajándose su lado motor, como él comenta riéndose cada vez que habla de la importancia de esta tarea. Mientras lo hace, no le pasan inadvertidas algunas florecillas que caen desde las ramas, y que luego él va repartiendo entre las mujeres de la casa, o se coloca en su pelo como un adorno natural de nativos de islas lejanas.
IMG_2473– Esta mañana, Chimo no se encontraba en su lugar de trabajo habitual, sino que decidió ir al apartamento de Inga porque ella le había pedido ayuda para que le arreglara su sanitario del baño. Mientras tanto, ella reposaba en su cama, esperando que se le fuera el “off” provocado por el Parkinson, para volverse a conectar con su cuerpo. Siempre está contenta, pero en estos días especialmente porque está siendo asistida por un gran amigo naturópata que había venido una semana para acompañarla. Él le ayuda a transcribir algunos de los poemas que está creando para la edición de su segundo libro, y que son el deleite y la expectación de todos aquellos que tienen la oportunidad de escucharla. Y además le aplica mejunjes y masajes con la intención de ayudarla en el camino de sanación que ella viene realizando desde hace 20 años con plena convicción de superar su enfermedad.
IMG_2476– Cuando accedí al patio, Kais, estaba de pie ante un hermoso jazmín que Pepe Bravo seleccionó por su fresco aroma y sembró años atrás. Llegó al cumplir la mayoría de edad y hace unos días celebramos su 25 cumpleaños. En una ambiente familiar como el que vivimos, es de entender que personas como él, y como todos, formen parte importante de nuestras vidas y corazones. Dirigía su mirada al jazmín que tuvimos que podar, con el riesgo de que casi muere en la operación. Gracias a Dios, nuestro miedo se convirtió en alegría cuando volvimos a ver cómo brotaban ramas nuevas y capullos que florecían, para volvernos a regalar ese aroma tan sutil que llega hasta el alma, sobre todo en la noches calurosas del verano. El motivo de la poda había sido el poder disponer de un espacio en la pared para colocar el jazminero de forja, que Kais junto a Chimo habían fabricado en el taller durante toda la semana anterior. Nacha con su caudal de energía creativa había pensado hacer un soporte al jazmín, para hacer un entrelazado techo que sirviera de sombra en las celebraciones, sobre todo para las bodas que se celebran en casa. Mari, me comentó una mañana: ¿te imaginas cuando haya una boda y sacudido por el aire las flores de jazmín comiencen a caer por las cabezas de los novios? Sería muy bonito ¿verdad? Estoy convencida: será una hermosa realidad. Al igual que lo está siendo la trayectoria de Chimo en el taller de carpintería metálica que Pepe dejó super-equipado con sus máquinas. Con qué destreza e ingenio está decorando con forja nuestro jardín: jazmineras, maceteros, soportes de toldo….. además de todos los encargos que está trabajando para la calle. Lo acompaña Kais porque uno de sus mayores deseos desde que llegó a la casa es trabajar la forja. ¡Qué buen equipo de solidaridad y ayuda mutua!
IMG_2480– Al entrar en el restaurante, me tropiezo con nuestro compañero Diego. Se encontraba con una alcachofa de la estufa de gas. La estaba sustituyendo porque no llegaría al próximo invierno sin caducar, con el correspondiente riesgo que esto supone. Es curioso comprobar por dónde nos llevan los diferentes caminos de la vida. Diego llegó a nuestra casa porque su hijo había ingresado años atrás, y él necesitaba de un respiro por la difícil situación familiar que había vivido durante gran parte de su vida. Lleva en casa casi dos años, y para mí, su sonrisa ya lo dice todo. Lo veo feliz, y además de todo lo que hace en casa, se dedica al taller de cerámica y a impartir clases de inglés.
IMG_2489– Subiendo al piso donde se encuentra la Casa de Acogida, me encuentro con Abel. Pacientemente desliza la pulidora por el suelo donde ahora se ha instalado la mesa de billar en el lugar que antes ocupaba el taller de velas. Éste último lo hemos reubicado en la planta baja, con la ayuda incondicional del grupo de scouts, que unas semanas antes nos habían visitado con la intención de prestar su servicio, además de convivir con todos nosotros unos días. Una de las mayores cualidades de Abel, es su sentido de la perfección. Le habíamos pedido que instalara el aparato de luz que llegó haciendo juego con esta increíble mesa de billar que nos habían donado hace unos dos años, y que pacientemente había estado esperando para ser instalada. Constatado el riego de caídas que suponía la parafina derramada durante tantos años en el suelo, se dispuso a reparar el terrazo para evitar cualquier situación de riesgo, con una fuerte limpieza que estaba concluyendo con un brillante pulimento. Días después se les veía disfrutar a todos, jugando en esta espectacular mesa, que ha pasado a formar parte de la zona de recreo de los chicos. Pepe, me comentó una vez que el juego del billar era sumamente importante en el tratamiento de la inestabilidad emocional, así que ha pasado a ser además, una de nuestras herramientas terapéuticas.
IMG_2492– Atravesando la puerta de nuestra casa, me encuentro a Maxi. ¡Qué maravilla verlo tan recuperado y responsable! Todo lo que ha ido consiguiendo en estos dos años, es motivo de gran expectación y alegría para todos los que lo vimos llegar y convivimos con él. Su último logro con la ayuda incondicional de su padre, ha sido llegar a ser monitor de tenis en el pabellón de deportes municipal, donde colabora de forma desinteresada enseñando a los chicos del pueblo este hermoso deporte del que él es profesor titulado desde hace años. Retomando el tema de los quehaceres matutinos de esta mañana de reportera, me lo encuentro en el salón del comedor con su cuchillo y tabla de cortar preparando los alimentos que nos servirán de comida a todo el grupo de personas que convivimos aquí. Cada semana y por turnos, van rotando en la cocina, bajo la dirección de Chimo y Ahmed que cada semana hacen las comidas del almuerzo y la cena con la ayuda de los correspondientes pinches. De esta manera, van aprendiendo el arte culinario de la cocina, bajo el lema de cocinar una comida sana a base de productos del terreno, y con mucho Amor, para que realmente alimente y siente bien, además de ser una herramienta ocupacional y formativa indispensable en los períodos de independencia que vayan alcanzando.
IMG_2606– A media mañana, desde abajo, llegan los gritos de alegría de Paco. Y no es para menos: había quedado con Juan Antonio, presidente de la Cooperativa del Torcal de Antequera, para que nos hicieran llegar más de cien kilos de espárragos verdes recién cortados en el campo. Entonces, al llegar, y todos a una, hemos formado un equipo para transportarlos a la cámara frigorífica de casi 4 metros cuadrados que Pepe construyó en la casa. Allí, ya estaban apilados los casi 700 kg de papas y cebollas que tan sólo dos días antes esta cooperativa nos donó y que se convertirán en alimento de varios meses. Agradecerles desde aquí su generosidad por el hermoso compromiso que adquirieron por la donación de estos alimentos en cada trimestre del año, de manera que nunca faltaran en nuestra despensa mientras que ellos pudieran. Paco, tiene una gestoría en Yunquera que dirige junto con Reme su mujer, este trabajo le da la oportunidad de conocer a muchas cooperativas y pequeñas empresas rurales, con las que tienen un compromiso y afinidad tan familiar, que hace amigos por doquier. Tanto, y con tanto entusiasmo les habla de la casa, que rara es la semana que no se llega con una sonrisa de oreja a oreja, y una o más cajas repletas de verduras ecológicas, que nos regalan sus amigos como una forma de colaborar con la casa. Gracias desde el corazón por ser parte de esta gran familia.
IMG_2495– En la escalera me encuentro a Carín, mujer de Diego, acompañando a María a la ducha. Carín llegó unos meses después que su compañero procedente de Suiza, y la labor que realiza en la casa es increíble con las habitaciones, el ropero o el taller de plantas por ejemplo, además de su grata presencia entre nosotros. Todas las mañanas la saca de la cama y le coge la ropita limpia para ducharla hasta que María logre ese estado de autonomía que 15 años de vida en la calle en Marbella, le robaron. En cuanto a este grado de dependencia, María es la excepción de la norma, ya que no tenemos capacidad suficiente para atender casos tan graves. Pero también debo decir que está siendo un hermoso regalo para todos, por su compostura y ademanes angelicales.
IMG_2634– Y ya cuando la noche comienza a llegar, empiezan a venir amigos y conocidos, muchos de ellos con instrumentos musicales para compartir una hermosa velada amenizada por muchos estilos de música, aunque el denominador común sea la parte flamenca. Al cante: nuestro vecino José el Picardía, que desde que se abrió el restaurante alardea y con toda la razón del mundo de no haber fallado ni un solo viernes. Y a la guitarra: nuestro amigo Carlos, gran maestro guitarrista como ya lo empiezan a llamar muchos de los que lo conocen. Les acompañan Lucas y Ester, con la guitarra y con una hermosa e increíble voz , con la sorprendente intención de compartir talentos musicales, y amenizar la noche de todos los que llegan. ¡Que hermosa opción disfrutar y hacer felices a los demás!
Podéis preguntaros por otros componentes de la casa como Yanko, Miledys, Ivan, Eli, Diego, Quino o incluso la propia Milagros. En el día de hoy todos, siguen formando parte de este proyecto. Tan sólo que no estuvieron en este día del reportaje, pero por supuesto que serán motivos de otros.
Como podréis comprobar llevamos una vida intensa, compartiendo desde este hermoso proyecto al que hemos llegado, siguiendo los anhelos de nuestro corazón: Aprender a Vivir, viviendo.


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Una idea sobre “Un día como cualquier otro