IMG_2331

No se puede ser más feliz


No se puede ser más feliz. Mis preguntas son: ¿cómo es posible llegar a un estado de Felicidad tan grande? ¿Cómo he llegado yo a esto? ¿Cómo puede ser que esto me esté pasando a mí? Mi sensación es como si mi corazón fuese un trozo de mantequilla y al calor de los abrazos se estuviese derritiendo, y se inundara el pecho, el estómago, los brazos y todas las partes de mi cuerpo de una especie de cosquilleo amoroso difícil de controlar. Mis ojos los siento siempre brillantes porque las lágrimas de la emoción afloran constantemente a ellos.
IMG_2331¿Cómo explicar mis emociones? Pues de la única manera que sé. Yo no sé escribir con palabras técnicas, ni sé expresarme mejor. Pero lo que sé es que mi corazón, unido a mi alma, necesita daros las gracias por estos días compartidos, por esta explosión de amor que ha recorrido la casa entera.

Gracias a Emilio por su apoyo y por su amor incondicional hacia la Casa, este gran proyecto que nació del corazón de Pepe Bravo. Gracias a todos los asistentes que llegásteis con el corazón abierto a dar lo mejor de vosotros y dispuestos a recibir la magia de nuestra Casa. ¿Y qué puedo decir de mis queridos voluntarios, creadores de esa energía de color rosado que muy sutilmente fue calando en todos y cada uno de nosotros? Y nuestros trabajadores, queridos por todos, cuya misión de vida pareciera ser repartir felicidad. Y por último a nuestros chicos, enormes personas y grandes maestros.
Me siento muy afortunada aunque no pueda expresar lo que me hacéis sentir, por la misma razón que no se puede expresar en un lienzo un amanecer en su totalidad.
¡Uufff! Os quiero y deseo que la vida os devuelva con creces toda esa felicidad que me hacéis sentir.
Nacha. GRACIAS

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *