Allí donde se ve el amor . . .


33-0002La Casa de Acogida Pepe Bravo es un lugar de pura magia y transformación, no sólo para los que se acogen como residentes, sino 16-0110también para los participantes que se acogen en las actividades. Eso es lo que experimenté en mis actividades allí y particularmente en este último retiro “La Danza de los Elementos” del 31 de julio al 2 de agosto.

Es una gran familia, a la cual tengo el placer de pertenecer – viendo diariamente cómo personas marginadas en todos los ámbitos – se transforman por y mediante el amor. El amor se huele y se saborea en la comida, el amor se escucha en el cante de la gente y se ve en las miradas de toda la gente. Incluso cuando vienen personas con resistencias por lo que sea, por su momento en la vida o por las condiciones menos lujosas de este establecimiento, pasa que ese amor libera su corazón de sufrimiento, aquieta su mente y les abre horizontes de felicidad. Porque allí se hace lo imposible: la acogida de uno mismo, tal como es, por una familia de luz y amor, que filtran hasta entre las paredes de la casa.

Pepe Bravo, un hombre que ha sido y es, muy bravo por su posición firme ante tal desafío, fundó esa comunidad y la protege desde el más allá, creando en ella un oasis para las almas necesitadas, un colegio para los que vienen de fuera para aprender cómo la convivencia y el servicio a los demás es sumamente importante para nuestro propio crecimiento. Todos sabemos que dar es recibir, pero es allí donde se percibe eso con absoluta claridad.

22-0012Y allí hemos pasado una semana, con intercambios y sesiones, charlas y comidas, con mis hijos que han aprendido lo que es una verdadera obra social de integración, que culminó con retiro emblemático sobre los elementos. Celebramos baños en el río y meditaciones frente al fuego, ejercicios de curación y danzas sagradas del corazón.41-0054

Pero como si todo eso no fuera suficiente, nos prepararon una boda sorpresa, en el último día del retiro por nuestro 22º aniversario. Vistieron a los niños con túnicas blancas y nos prepararó Nacha otras de nuestra talla ; nos llevaros al palio con una ceremonia inolvidable conducida por Marilo, rompiendo un vaso según la costumbre, un baño en la piscina, unas danzas y unos cánticos de Alicia y Roberta, amigas invitadas de sorpresa para la ocasión. Leyeron textos de Yasmin y Ayoub y prepararon una mesa de boda de lo mejor que había en la casa, sin olvidar una tarta y un helado artesanal de Diego. En fin, todo un regalo para nuestra familia.

Gracias, gracias y gracias a todos, no tenemos palabras, os queremos a cada uno de vosotros, aunque no podemos mencionar a todos. . .

¡Bendito sea este proyecto y sus colaboradores voluntarios!

Avihay y Amor

Más fotos en: https://www.facebook.com/media/set/?set=a.704935219635889.1073741944.168247626637987&type=3

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.