Creando una gran familia de luz 1


Para algunos de vosotros, que es la primera vez que tenemos el honor de acogeros en nuestra humilde casa, os damos la bienvenida. Igual que a otros, amigos y seguidores de esa bella energía que desprende nuestro queridísimo Emilio, y que ya nos conocéis desde el año pasado.

Muchas de vosotros, que por primera vez llegasteis a ésta, vuestra casa, quedasteis fascinados por ella, y ahora somos como hermanos de Almas. Ahora, quiero explicar qué es y lo que tiene la casa: Por qué digo nuestra humilde casa….:

Hace ya algunos años, un señor llamado PEPE BAVO, yo imagino que no sabía muy bien lo que estaba haciendo; pero estoy segura que tal y como Emilio nos cuenta en sus charlas, este señor vivía disfrutando cada momento de su vida. Vivía haciendo sin hacer, y dejándose fluir. La casa no era tal como es. Él, fue creando tabiques, poniendo puertas y ventanas, acogiendo y enseñando valores a bellas personas que andaban perdidas. Llenaba sus estómagos y les hacía creer y ver el sol después de la tormenta. Mientras, seguía haciendo tabique y poniendo puertas, se aseguró muy bien que esas Puertas no se pudieran cerrar. ¡¡¡¡¡Dios, cuanta energía de Amor puso este gran hombre en ésta, su humilde casa. Sin pretensiones de nada, solo acoger a todo aquel que necesitaba un trozo de pan, un techo que le cobijara, o un abrazo lleno de fuerza y amor. A mí, me fascina también todo ese amor y respeto de su familia, hacia las personas que en ella vivimos; y a todos y cada uno que por una razón u otra, se acercan a la casa. Ellos trasmiten perfectamente con sus hechos, esa preciosa energía de amor y humildad.

Mariló, fue iniciada por ese gran maestro. Ella es un torrente de luz, con un corazón inquieto en búsqueda siempre de la verdad y la justicia. Es la centinela perfecta que mantiene con vida ese legado que nuestro querido maestro dejó. Ella, es la encargada de mantener las puertas abiertas.

11265175_664395143689897_5673508213018497866_nYo soy Nacha, voluntaria de la casa desde hace un año. Llegué un día de primavera con ganas de ayudar, y abierta a dar….uuuufffff madre mía ¿sabéis lo que encontré? Era como entrar en un libro de cuentos, como estar viviendo las mil y una noches. Cada una de las historia de cada chico me llegaba al alma, abrieron mi corazón hasta tal punto que me siento un merengue. Hoy, son mis chicos  y formamos una gran familia. 14011_664397510356327_363024580064617545_n

Escribo en representación de todos los voluntarios que han trabajado todo el fin de semana, para que os sintierais como en vuestra casa, y lo han hecho con todo su amor junto a Mariló, la familia de Pepe Bravo y de todos nuestros chicos. Queríamos que conocierais un poquito la historia de la casa, pero sobre todo queríamos agradeceros vuestra visita y vuestras aportaciones.

Esperamos que pases a formar parte de esta gran familia, compartiendo un poquito de tu tiempo….. y te aseguro que serás recibido con todo nuestro amor.

Te esperamos pronto.

17638_665028746959870_7123913895600299498_n


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Una idea sobre “Creando una gran familia de luz

  • Marcela Filigura

    Queridos todos! A pesar de los pocos días que pude compartir con cada uno de ustedes, me llenó el alma su tarea y amor. Solo almas grandes puden llevar adelante un proyecto único. Hasta pronto!!! Un fuerte abrazo desde el corazón!