Nuestra querida Sol nos cuenta su aventura peruana


Hola a tod@s,
Después de un mes por aquí por fin encontré un ratito para contaros. La adaptación está siendo buena, lenta y con mucho aprendizaje pero buena, sobre todo Daniel que desde el primer día parece uno más en el albergue, a pesar de que su color lo delata un poco, “el gringo” lo llaman por aquí con cariño. Está muy feliz con tantos niños para jugar y no se aburre ni un momento, de hecho, casi no se acuerda de la psp, la tablet y el móvil y ya habla con acento peruano. :-D. Hoy ha comenzado el cole, mirad qué cara! (ver foto)
 
El día que llegamos reconozco que quedé en shock… Un caos terrible en las carreteras, mucho ruido y las casas a medio terminar entre muchos solares vacíos. Daniel dijo “mami me recuerda a esas películas donde acaba de terminar la guerra”. Eso sí tiene un mercado gigante donde hay de todo y me encanta comprar y conversar en cada puestico con las lugareñas. El que la ciudad esté medio destruída, o a medio construir como prefiero verlo, tiene mucho que ver con el terremoto de 2007 que devastó el país, aunque creo que también con la dejadez de las administraciones que no cuidan la ciudad en absoluto. Ahora parece que ha entrado un alcalde nuevo y le tienen mucha fe… ya os contaré, de momento el señor se ha encontrado las arcas vacías porque el otro se lo llevó todo. Sin embargo también estoy conociendo a personas que luchan por su pueblo, desde la Cámara de Comercio, desde la empresa privada y desde otras ONG que tratan de llevar valores y fuerza a la población, así que sí hay LUZ a pesar de que desde fuera no se vea la cosa muy luminosa.
Nuestro albergue está en un asentamiento humano sin asfaltar y que recién ahora van a poner el saneamiento público así que luce así (ver foto). Os podéis imaginar mi ánimo al llegar aquí tras casi 20 horas de viaje y ver este panorama. Menos mal que en el cerro más alto del asentamiento estaba el oasis esperándonos. (Ver foto). Al entrar, todos, tanto grandes como pequeños, nos recibieron con los brazos abiertos, con mucha curiosidad y miles de preguntas. Así que al menos dormimos con la sensación de que éramos bienvenidos en nuestro oasis en medio de este desierto de polvo y casas de adobe…
De momento vivimos en la casa de voluntarios que tiene el albergue (ver link con fotos con el “making of” de la casa y el resultado final https://picasaweb.google.com/115841682243163373987/LACASITA02) y aquí estamos muy agustito, está dentro del recinto y tenemos la privacidad de un horgarcito para los tres. Aunque esto es temporal porque esta casa es para los voluntarios que vayan llegando, así que es La primera en llegar será nuestra querida Olga desde Almería que va a encargarse de todo el tema escolar de los albergados y que aterriza por aquí en abril. Deseando estoy!!!
El ambiente del albergue cuando llegamos estaba un poco cargado debido, muy probablemente, al hecho de que al ser vacaciones escolares las chicas no salían apenas fuera del albergue y estaban bastante irascibles. También hemos tenido algunas diferencias culturales entre España y Perú sobre todo en el tema de la igualdad de la mujer. Las chicas se molestaron conmigo, por ejemplo, porque no le servía la comida a Carlos…que cómo permitía que se sirviera él, que mi deber es atenderlo. En un primer momento pensé que era la ocasión para hablarles de la igualdad y de los logros conseguidos por la mujer en los últimos años…y bla bla bla…Sin embargo (de momento) opté por explicarles que en España no funcionamos así en casa, que disculparan por no haberme dado cuenta y que aquí por respeto a ellas lo haría. Así que Carlos está refeliz con la española aperuanada con la que vive ahora ;-D
Si tuviera que resumir con una palabra mi mes aquí sería HUMILDAD. Solo desde la humildad llegaré a ellas. Si me ven en la cocina, fregando y limpiando me acogen. Así que en cuanto tengo ocasión ofrezco mis manos y me pongo con ellas “en el papel de mujer que conocen”, entonces sí, entonces hablamos de todo, surgen las preguntas, conversamos, escuchan mis opiniones, me piden libros…(están leyendo a Bucay y algunos sobre mujeres que les voy “colando”) Así que mi taller de “Aprendiendo a vivir” se da entre fogones y lejía…¡¡pero se da!!! Y de paso estoy aprendiendo a hacer muchas cosas ricas!!
Nuestras salidas fuera son bastante reducidas porque no nos llega el dinero para pagar taxis para todos, y de aquí solo se puede salir en taxi ya que la ciudad está a 5 kilómetros. Así que todas las propuestas solidarias que nos ofrecen para  “sacarnos” son vitoreadas con aplausos y saltos de alegría. Durante estas semanas nos han invitado varias veces a una academia de baile negro (típico de Chincha traído por los esclavos del este de África en la época de las grandes explotaciones agrarias), donde un profesor muy simpático tiene a las niñas de la ciudad bailando durante horas y las nuestras llegan renovadas y felices. El Rotary Club de Chincha las invitó al cine con palomitas otra tarde. Otro día nos permitimos el lujo de ir a la playita y otros tantos nos damos chapuzones en las piscinas que tenemos aquí chiquitas (ver fotos). Además intentamos celebrar  todo lo celebrable para que la vida aquí sea lo más parecida a la vida fuera: en este mes hemos disfrutado de “El día de San Valentín” y “El día de la mujer” (que tenéis fotos en Facebook Camino a la Solidaridad).
Un sábado los miembros del Rotary Club de Chincha nos invitaron a Carlos y mí a la Yunza negra, una costumbre africana en la que se reúne la gente para comer, beber y bailar alrededor de un árbol con regalos colgados de sus ramas al que poco a poco van dando machetazos hasta hacerlo caer. Luego se plantan dos árboles en el mismo sitio para no dañar tanto a la naturaleza. Fue muy fructífero en cuando a relaciones sociales, ya tenemos algunos contactos y otros tantos amigos que nos orientan en el funcionamiento de las cosas en Perú… Ni una oportunidad que perder!!
  
También hemos comenzado nuestras actividades con adolescentes y pequeños y poco a poco parece que van entrando en el yoga, la biodanza y algunos talleres grupales que vamos proponiendo. Ahora comenzamos con los ensayos para un evento que vamos a celebrar junto con otra ONG local en el mes de mayo, así que las niñas están encantadas y nosotros reliados!!!
Afortunadamente hoy ha comenzado el colegio y parece que todo vuelve a su ritmo habitual, incluidos los ánimos, la chicas comienzan a salir de nuevo, a relacionarse con otras chicas de su edad y su vida se parece más a la adolescentes normales. Y nosotros también tenemos un poco de tregua para sentarnos al ordenador y daros parte de este intensísimo mes.
Buaaa menudo mail!!! Qué largo!!! Prometo no enrollarme tanto para el próximo!!
Un abrazo grande!!!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.