Idas y venidas


¿Sabes?….A veces esto de ser puente es bastante dificil. Cuando sientes a una persona parte de tu vida y se marcha…. Es como si algo interno se te quebrara, y entonces sientes un dolor profundo a la vez que te sientes acompañada por la gente de la casa y los amigos. Así nos encontramos con la marcha de Ana.
Desde hacía un tiempo me había pedido irse con su hermano a quien no veía desde hace unos doce años… Muchas razones me impedían acompañarla en este viaje. Pero como el corazón tiene razones que la razón no entiende, ayer me la encontré en la escalera con todas sus maletas para realizar el viaje con su hermano que acababa de llegar. No sabía nada y fue un duro golpe
Antes de marcharse me dejó su cuaderno de poesías para que publicara lo que me pareciera.
Hace unos quince días J. D. también se marchó. Hay veces que piensas que ya tienes todas las herramientas para vivir de forma independiente. Durante todo este tiempo ha estado en la calle….. Cuando regresó me quedé impresionada por todo lo que ví en su mirada. Afortunadamente ha ganado esta dura pelea. Y esto me enorgullece enormemente porque otros cuando vivieron esta misma experiencia se quedaron en el camino.
Mariló
CORAZONES
Oye ese sonido, es el sonido de nuestro corazón. 
Ese corazón que te pide razón, que a veces es tristeza, otras enfado y otras Amor. Eso es lo mejor cuando sale del corazón.
Y te digo al oído, escucha esos latidos de nuestros corazones, esos latidos que piden amor y estar juntos.
En cada paso que nos acercamos nuestros corazones suenan más alto. Es la melodía del amor
Dejate llevar por ese sonido tan especial y vive de verdad el amor que cada vez más grande está.
No te dejes engañar por no escuchar a esa melodía que no parará jamás.
Ana

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.